miércoles, 20 de abril de 2022

La biblioteca de fuego de María Zaragoza, un homenaje a los soldados de los libros

.


La biblioteca de fuego de María Zaragoza ha ganado el Premio Azorín bajo el título Castigo de fuego y bajo el pseudónimo de Genoveva Vilar, es una novela histórica y de intriga que muestra su amor por las bibliotecas y rinde tributo a los soldados de libros que se arriesgaron para protegerlas.

La novela nos sitúa en el convulso Madrid de los años treinta. Tina sueña con convertirse en bibliotecaria. Junto con su amiga Vega se adentrará en un mundo de de cabarets y clubes feministas, libros malditos y viejos fantasmas. Así descubrirán la Biblioteca Invisible, una antigua sociedad secreta que vela por los libros prohibidos.

Pronto Madrid se convierten una ciudad sitiada, donde la cultura corre más peligro que nunca. En medio de una guerra que lo arrasa todo, Tina vivirá una historia de amor clandestina que marcará cel resto de su existencia mientras trata de proteger libros, no solo de los incendios y las bombas, sino también de la ignorancia y los saqueadores.

Si María Zaragoza ya dedicaba Baba Yaga a su librero de confianza y a la figura del librero, La biblioteca de fuego es un homenaje a los libros y a sus rescatadores en todo su esplendor.

Es una novela también reivindicativa, pues saca del olvido a las mujeres de la guerra civil española que se arriesgaron para salvaguardar las bibliotecas y cuya historia se intentó borrar.

«Si tenemos mala suerte, se nos acusará de expolio. Si la tenemos buena, no recordarán nuestros nombres, nuestros rostros, o quiénes fuimos. [...] Nuestros futuros son intercambiables, todos somos invisibles. Dentro de algunos años nos preguntaremos si todo esto sucedió tal y como lo recordamos y si a alguien le importa.»

La autora se ha inspirado en la figura de mujeres como Blanca Chacel, que salió junto a Elena Gómez de la Serna con dos maletas de 30 kilos cada una rumbo a Ginebra para poner a salvo el archivo 

Fueron héroes, en su mayoría heroínas, que lucharon por salvar la cultura no solo de las bombas sino de quemas masivas de libros como el bibliocausto que el régimen de Franco organizó en 1939 para conmemorar al día del libro y que pusieron en riesgo su vida por proteger nuestro patrimonio.

Como buen homenaje no pueden faltar títulos de libros como un clásico que no nombraré por no desvelar parte de la trama, pero si cuento que saldrá a la luz gracias a nuestra protagonista, o el mítico Mujercitas, incluso libros espiritistas tienen cabida en esta Biblioteca Invisible. Es un libro que te lleva a otros libros no solo por los títulos que los personajes nombran, sino porque te recuerdan a lecturas de cosecha propia, en mi caso me han llevado a El Club Dumas de Arturo Pérez Reverte, a De la melancolía de Espido Freire o al 1984 de George Orwell.

Sus más de 500 páginas no se nos hacen en absoluto pesadas, La biblioteca de fuego es de estos novelones que no puedes soltar, y tiene unos giros de tuerca sorprendentes, además de muy bien jugados. Cuando terminas no sabes que hacer con tu vida, quisieras meterte en la historia otra vez. La novela y sus personajes permanecerán en mi lista personal de historias inolvidables.

Destaco también la faceta visionaria de su autora, pues como buena lectora sabe que todo ya pasó otra vez. Esa sabiduría que nos dan los libros nos ofrece la oportunidad de no repetir los mismos errores, y ya de repetirse, porque el ser humano parece que no aprende, espero que haya una sociedad secreta que proteja la cultura y que gracias a esos soldados de los libros, llegue a futuras generaciones. 


jueves, 17 de marzo de 2022

Era Hex





No era un farol. En febrero de 2022 el que no puede ser nombrado nos declaró la guerra. No me lo pensé. Llamé a nuestros amigos de España. Tampoco lo pensaron. Salieron con sus hijos a reunirse con nosotros y sacarnos del horror. La niña y yo nos fuimos con poco. Yo, Oxana, me llevo una caja con lo justo y otra con algunas de mis obras de artesanía hechas a mano. Para la niña además de lo básico, algún juguete y algunos cuentos. Mi marido tuvo que quedarse en el país a luchar y me pidió que me llevara su guitarra para cuando esto acabe y nos volvamos a reunir. La niña me pregunta por qué papá no viene con nosotras. Yo le digo que luego vendrá. Espero y deseo que sea así. Pero de momento no puedo permitirme el lujo de pensar mucho. Es hora de actuar.. 


Nos encontramos en la frontera de Polonia. Elois y Mar llegaron con sus hijos pequeños, Lúa y Atreyu. La guerra se recrudeció y tuvimos que posponer la salida. Nos resguardarnos en un colegio donde nos dijeron que hacían la vista gorda. No sabíamos que iba a pasar ni cuándo podríamos salir, si es que podríamos. Nos preocupaba que no llegaran los alimentos que llevábamos encima, sobretodo por los niños. Intentamos distraerlos y que dentro de lo que cabe, no lo pasaran mal, que no tuvieran miedo. Me acordé de la película de Robin Williams Ilusiones de un mentiroso. Jamás pensé en que algún día la llegaría a protagonizar.


Llevábamos ya un par de noches. No sabíamos cuanto más aguantariamos todos los que estábamos allí. El frio y las bombas que bramaban nos sumieron en el terror más absoluto. La gente lloraba, nuestros niños parece que milagrosamente eran capaces de dormir.





—Lúa, ¿estás despierta? —preguntó la hija de Oxana  en bajito.

—No, no puedo dormir. No puedo parar de pensar en que esto es una guerra, pero no hay armario como en Narnia.

—No te preocupes, verás. —dijo sacando una muñequita del bolsillo.—  Mi mamá no se dio cuenta pero la traje.

—¿Qué es? —preguntó Lúa.

—Es una muñeca embrujada. Si le doy agua y comida, no nos faltará de nada. Una vez hasta salvó a mi mamá de Baba yaga.

—¿De quién?

— Baba yaga, la bruja rusa que come a los niños.

—Que miedo —se estremeció Lúa.

—Si, es que mi madre, cuando era pequeña vivió en Rusia. Un día tuvo que hacer un recado, y se encontró con Baba yaga, porque se equivocó de casa. y ¿sabes que? de su casa salían unas patas de gallina, ¿te lo puedes creer?'daba mucho miedo.Pero esa muñequita que primero le dio su madre y que ahora tengo yo, la salvó.

—Menos mal que tú mamá se salvó.Y ¿nos salvará a nosotros ahora? —preguntó Lúa.

—Claro, ya verás, le voy a dejar un poco de agua y un poco de chocolate para que coma mientras dormimos y cuando despertemos, todo se arreglará.



Al día siguiente, cuando despertaron, las niñas vieron que el agua y el chocolate ya no estaban y se quedaron tranquilas. Fuera cosa de la muñequita o no, la verdad es que llegó la ayuda humanitaria que les permitió aguantar hasta que finalmente pudieron huir.

Por supuesto del coche en el que iban a volver no quedaba ni rastro, así que cogieron el tren.

Por el camino de vuelta, el conductor quiso recordar a los muertos que dejaba la guerra. Oxana pensaba en cuánto faltaba para volver a reunirse los tres.


Cuando llegaron a su destino, fue como si el cielo se hubiera abierto para ellas. Ya nada volvería a ser igual. Eran unos supervivientes, eran refugiadas.

martes, 15 de febrero de 2022

Ars Moriendi. Cuentos de la no vida. Varios autores. InLimbo editorial



ARS Moriendi. Cuentos de la no vida
, antología de varios autores, es el primer título de la novísima editorial InLimbo. Es una editorial valiente que nace en el confinamiento y viene pisando fuerte.

El primer título de InLimbo define muy bien ya su línea editorial y da una muestra de su calidad literaria.

Dice la prologuista, Natalia Álvarez Méndez sobre la antología:«Voces hispánicas consagradas en las modalidades de lo fantástico y de lo insólito se unen a otras menos conocidas, pero también poderosas en el arte de descubrir el mundo y el ser humano mediante formas alejadas del realismo literario. El resultado es magnífico»

Eso es Ars Moriendi: su propio título hace referencia al nexo común de los relatos, pues Ars Noriendi(«El arte de morir») es el nombre de dos textos interrelacionados escritos en latín que contienen consejos sobre los protocolos y procedimientos para una buena muerte y sobre cómo «morir bien», de acuerdo con los preceptos cristianos de finales de la Edad Media.

Bajo esta premisa  encontraremos relatos de ámbito familiar como el que abre la antología, Reunión familiar de David Roas. El descubrimiento del niño protagonista sobre su  hermano gemelo muerto, sumerge al lector en su turbadora historia. Sus giros inesperados nos mantendrán en vilo hasta el final.
Bajo el clásico y prolífico tema de la familia le sigue bajo otro registro, 
No me pongas flores, de la coordinadora de esta antología, Gemma Solsona. La mitología familiar es llevada al tabú y a lo espectral en este relato. La historia parte del fantasma de Begoñita y la su fascinación que su pérdida provoca en su hermana Azucena con la muerte. En un momento dado, Azucena se pregunta si la casa está vacía o llena de fantasmas. No hay nada que pueda ser tan terrorifico como la imaginación sin límites de un niño.

La enamorada de las esferas góticas, Ángeles Mora Álvarez nos muestra en El voyeur y la muerte, la muerte como espectáculo. La hermana de la protagonista aparece decapitada. Este relato denuncia la violencia de género, el morbo, el escenario del pasado de la morgue en París. La autora empieza con un clásico narrador en tercera persona para terminar con el yo.

Post mortem de Pablo Brescia tiene regusto al terror clásico, pues incluye un personaje que pertenece a una reconocida estirpe monstruosa, y va más allá, pues a través de la protagonista miraremos a la muerte a la cara. Además, el autor intercala reflexiones sobre la muerte de distintos mitos, filósofos, escritores.

María Zaragoza me recuerda en El que murió sin perdón al título de Paul Auster
Creía que mi padre era Dios en versión tétrica. También me ha recordado a Sir Edmundo Orme de Henry James con esa presencia fantasmal que no suelta a su familia. El clásico "matar al padre" de la forma más siniestra. Sin duda, otra vuelta de tuerca. Ya conocía a Zaragoza de otras lecturas, nunca defrauda.

Compañeros de viaje de Solange Rodríguez Pappe pone la nota de humor negro.
Las terroríficas historias de los viajeros de este autobús me han recordado al camarote de los hermanos Marx. Humor negro con la muerte rondando en el ambiente. 

Ha lugar a la posesión en esta antología de lo insólito. 
Ana Morán infesta en su relato Cuerpos nos lleva a un tiempo pasado en el que trata la exploración de la sexualidad a través la invocación de espíritus.

Engranajes de Ana María Castillo trata la posesión a través de una autómata. Este cuento casi de ciberpunk nos lleva a replantearnos ciertas creencias sobre la muerte y resurrección. Quizá no sea como Creemos.

Alberto Chimal nos recuerda a través de historias de pueblos antiguos en su relato Historias de pueblos muertos que la sociedad no aprende y repite los mismos errores como un ciclo sin fin.

Ana Llurba se nutre en Villa Anahita ruin porn de la mitología yoruba para denunciar las violaciones, negligencias y las consecuencias del turismo. ¿Han cambiado tanto estos problemas desde las civilizaciones antiguas? ¿Hemos avanzado tanto como deberíamos?


Esta antología me ha descubierto nuevos autores y una editorial que espero llegue todo lo lejos que merece. Si sois lectores del terror y de lo insólito os animo además de leer Ars Moriendi. Cuentos de la no vida, que me ha encantado a la par que estremecido a mirar su catálogo. Seguro que hay más de un título que os llame y os atrape con su lectura. Además de la calidad literaria cuidan su imagen y ofrecen sus obras con una presentación muy atrayente. 

.

.

domingo, 6 de febrero de 2022

El círculo de las hijas perdidas de Lindsey Drager


Aristas Martínez publica El círculo de las hijas perdidas, obra ganadora del Premio Shirley Jackson a Mejor Novela Corta 2017. Una hipnótica novela que nos recuerda que no todo está escrito.

El círculo de las hijas perdidas consta de dos partes: En la primera parte tenemos a un académico que le cuenta a su hija cuentos antes de ir a dormir. A través de esa rutina vamos viendo la evolución del vínculo entre ese padre y su hija mientras van pasando los años, y el papel sutil que juega la madre. A medida que los años pasan veremos la evolución de esa inocente niña que logra convertirse en una artista que hace esculturas de hielo.

Por otro lado, está el círculo de Padres con Hijas Perdidas, que se reúne en el piso 33 de una fábrica de paraguas abandonada, en el que padres con hijas muertas Dorothies o desaparecidas Alice, intentan calmar su dolor.

En la segunda parte. Ese padre y esa niña de la primera parte se han convertido en mito y las hijas les piden a sus padres que les cuenten la historia del padre y la hija de hielo.

Ambas partes se entremezclan con las historias de esas Dorothies y Alices. A estas historias se une un coro de niñas macabras en las que resuenan autoras como Mary Shelley, Charlotte Bronte, Charlotte Perkins Gilman o Virginia Woolf.

Son desvelar, diré que a través de la historia del fundador del círculo de Padres con Hijas Perdidas, Peter,  se cerrará el círculo.

Es una historia que cuando empiezas a leer no sabes muy bien a dónde va, pero te envuelve de forma adictiva y poco a poco,  se va desvelando la trama. Es al final cuando todo encaja.  Pues como la propia aurora explicó, su intención desde el principio era elaborar una estructura que recordara al cuadro Manos dibujando, de M.C. Esther y lo ha conseguido. La estructura del libro es un  círculo,  incluso logra introducirlo en el título. Las dos partes de la historia no tienen un orden claro, son como un pez que se muerde la cola. ¿Que fue primero la historia del padre y le niña de hielo o el Círculo de Padres de Hijas Perdidas?.
Es un libro que trats temas como la identidad sexual en la infancia y la adolescencia, la pérdida de la inocencia,  de los nuevos modelos de masculinidad, como llevar el dolor por la pérdida,  y también habla de la importancia de los cuentos y los mitos en nuestra sociedad, pues esos padres intentan preparar a sus hijas a través de las historias, y quizá también busquen ayudarse a sí mismos a través de ellas. 

Este libro es una pequeña joya de la editorial Aristas Martínez. El trabajo de la traductora con sus notas nos facilita además un mejor entendimiento de la obra.
Recomiendo esta novela por su originalidad en la trama y estructura, además de por sus temas y la manera hipnótica de atraparte. Es una novela que merece no solo una primera oportunidad sino más de una relectura. Es lo más parecido a novela experimental que he leído en los últimos tiempos. Es una novela acorde con los tiempos en los que vivimos que hace reflexionar sobre temas de total actualidad, a la vez que entretiene y sorprende por su originalidad. Un libro actual que da una vuelta de tuerca a los cuentos clásicos. 

Lindsey Drager


Es escritora y profesora de Escritura Creativa del College of Charlestón. Ha publicado tres novelas premiadas y muy elogiadas por la crítica: The sorrow Proper (John Gardner Ficción Awards 2016. Dzanc, 2015), The Lost Daughter Collective (El círculo de las hijas perdidas, Shirley Jackson Awards 2017) y The Archive of Alternate Endings (Dzanc 2019), seleccionado por la revista NPR como una de las mejores novelas del 2019.

lunes, 31 de enero de 2022

La última paloma de Men Marías



Frente a la base naval de Rota, tras el cordón policial que acordona la brutal escena, un grupo de vecinos clama que se haga justicia: el cuerpo de la joven Diana Buffet yace salvajemente mutilado y con unas enormes alas cosidas a su espalda.

Así de impactante es el comienzo de La última paloma, de Men Marías publicada por Planeta.

Ni las cámaras ni el helicóptero de vigilancia de la base han captado una sola imagen que pueda servir a la investigación; algo incomprensible.

La sargento Patria es la encargada de llevar el caso, junto con su compañero el cabo Sacha Santos. Patria cree que el asesino va a volver a matar, pero nadie cree en su versión, ni siquiera Sacha. Las dos voces cuentan la historia porque ambos personajes tuvieron una relación en el pasado. No funcionó, pero en la novela el tira y afloja de su no relación es una constante. Patria lleva una pesada carga que le hace tener una tóxica relación con el dolor y el sufrimiento. Su mochila afecta no solo a la relación con su compañero, sino a la investigación por los recuerdos que le trae según avanza la trama.

La tercera voz de esta historia es Rota, la narradora omnisciente que nos lleva dando saltos del presente al pasado y viceversa. Rota vio cómo todo cambiaba cuando se instaló la base militar americana. Allí empezó la historia que lleva al presente y a la clave del asesinato de Diana Buffet.

Por esa relación con el pasado la sargento Patria Santiago sabe que el asesino va a volver a matar. Lo cierto es que la investigación que Diana estaba haciendo sobre la base, y su relación con la desaparición de una joven hace sesenta años, cuando los americanos llegaron a Rota, parecen ser los únicos hilos de los que tirar.

La base naval americana trajo luz a Rota, pero también oscuridad.

Las leyendas vivas como la de la famosa Tarara lorquiana y los secretos de los protagonistas nos arrastran hacia esta trepidante historia. Poco a poco se va desgranando lo que hay detrás de estos sucesos, el ritmo de la novela nos lleva casi hasta al desasosiego, hasta alcanzar el inesperado giro final.

Dice Men Marías en alguna entrevista que «La novela es como una denuncia de las desapariciones de mujeres que no se investigaron nunca, ya que la policía americana se dedicaba a encubrirlo todo y la nuestra (la española) directamente no funcionaba». Yo digo que es justicia poética.

Es muy destacable la investigación que llevó a cabo para situar la localización de la novela. Algunos de los lugares que cobran un principal protagonismo en el contexto son la casa de Mongoli, un lugar lleno de leyendas y que todos temen; y la Avenida de San Fernando, que albergó un gran número de bares, burdeles, entre los que aún permanece el de La Mala Madre.  

Para mí ha sido uno de los mejores descubrimientos literarios de los últimos tiempos en el género del thriller. Es un libro de denuncia del que podemos sacar un aprendizaje: Si no aprendemos del pasado, podemos volver a repetir los mismos errores, tanto como individuo como sociedad. Tiene el plus de que, lejos de ser una historia de denuncia en la que la calidad literaria brilla por su ausencia, su ritmo trepidante y su hipnótica y mística atmósfera nos lleva sin remedio hasta el álgido final.

Men Marías además incluye en su novela multitud de anécdotas relacionadas con la llegada de los americanos a Rota: el primer restaurante chino de España y el primer autocine de Europa, el tabaco de contrabando y la novedosa eau de toilette, las jovencitas haciendo cola cada vez que llegaban los marines para llevárselos del brazo. Y esas leyendas en torno a los americanos que circulaban por la zona, como que tenían un aparato para desviar las nubes o para hacer que lloviera en el pueblo a su antojo.

Son llamativas también las explicaciones tan precisas que da en el ámbito forense y la psicología de los personajes. Los personajes están muy trabajados. Patria es un personaje que se sale de la típica heroína, e incluso ha tomado para su construcción algún aspecto suyo, aunque no sea autobiográfico. Logra crear personajes verosímiles y consigue que empaticemos con muchos de ellos, otros nos causarán más misterio, y según vayamos desvelando el misterio, por alguno sentiremos la más absoluta repulsa. 

La música es importante en la ambientación de la novela. Especialmente la canción Un lobo hombre en París está muy presente en la historia y relacionada con la protagonista, no digo más.

En conjunto es un libro muy logrado. La última paloma es de estos libros que no puedes soltar hasta el final, que te producen desasosiego pero sigues hasta saber quién está detrás del macabro asesinato. Los saltos del pasado al futuro te dan también que pensar, si al final, por mucho progreso que haya, realmente la sociedad se vuelve mejor, o cometemos los mismos errores una y otra vez, como un ciclo sin fin.

La verdad es que me quedé con las ganas de saber cómo siguen los personajes, espero que podamos leer alguna entrega más. Y también da para una buena serie, ahí lo dejo. Todo lo que diga se queda corto, lo mejor es que os saltéis esta reseña y leáis directamente la novela. 





Men Marías (Granada, 1989) se licenció en Derecho y ejerció la abogacía desde los veintitrés años, especializándose en el sector mercantil. Debutó como escritora con la obra Pukata, pescados y mariscos, que fue galardonada con el Premio de Novela Carmen Martín Gaite 2017 y un accésit en el Premio Torrente Ballester 2017. En el género del cuento, ostenta un total de veintiocho menciones de ganadora y finalista en diferentes certámenes literarios españoles e internacionales. Además, es tutora de técnica literaria, novela negra y poesía en su ciudad.

lunes, 17 de enero de 2022

Amélie sin miedo de Mónica Carrasco

fotografía por Alberto Rodríguez Ruiz
Fotografía de Alberto Rodríguez Ruiz




Fotografía de Alberto Rodríguez Ruiz

Cuando entrevisté a Mónica Carrasco por su libro testimonial Los mensajes de Chloe, me contó quién es Chloe:

«Chloe es una niña que tiene luz propia. Ella era un bebé precioso, su rostro era muy dulce, su piel era extremadamente suave y tenía el cabello de color rubio con bucles muy definidos.

Esta primavera, mi hija Chloe hubiera cumplido cinco años, pero ni siquiera conoció su hogar. Nos vimos en la terrible obligación de despedirnos de ella justo en el momento en el que llegaba a la vida en un hospital. En aquel instante en el que tuve a mi niña en los brazos, no sabía que sería la primera y la última vez que la vería».


Fotografía de Alberto Rodríguez Ruiz

Después de la experiencia más dolorosa de su vida, Mónica vuelve con un libro nuevo, un cuento que escribe con la mejor coautora: su propia hija, Nerea. Amélie sin miedo no es un libro testimonial ni es tan duro como Los mensajes de Chloe. A través de la herramienta más infinita y poderosa, la imaginación, han creado una historia que les ha servido para ayudarse a gestionar su propio miedo tras la pérdida de Chloe, y ayudar así a otras familias. La de Amélie es una historia fantástica para aprender y descubrir.


¿Queréis saber quién es Amélie? Amélie es una niña que ve la vida con una chispa de luz colorinche y por eso elige siempre los mejores colores para pintar el universo que la rodea. Sabe que el mundo es de los valientes. Pero también tiene miedo ante lo desconocido. Ahí es donde entra en juego Coquín, un amigo imaginario que Amélie inventa como acompañante para enfrentarse al miedo. Juntos irán a la captura de lo que parece un monstruo y subirán al desván para descubrir qué causa unos misteriosos ruidos. Junto a Coquín, descubrirá que quizá el miedo no es lo que parece. Si junto a Coquín se enfrenta al miedo, gracias a su abuela Nicole aprenderá qué se puede hacer cuando se tiene miedo. Qué valiosa es la sabiduría de las abuelas.

Las ilustraciones de Carolina Calvo atraen a los pequeños lectores y los sumergen de lleno en el maravilloso mundo de Amélie. 

La verdad es que Luz y yo hemos disfrutado con Amélie sin miedo. Como madre me parece un libro que fomenta la imaginación y ayuda a gestionar una emoción que nos puede llegar a paralizar. Entiendo muy bien por lo que ha pasado Mónica y por qué quiere dar un mensaje esperanzador. 

Fotografía de Sonia Yáñez Calvo

Por otro lado, Luz pronto se identificó con esa niña imaginativa a la que le encanta que las nubes se pongan rosas, y fomentó tanto su imaginación que creó su primer amigo imaginario: un unicornio que se llama Lisa y se esconde muy bien.

Esperamos que Mónica y su hija nos traigan más historias tan entrañables y llenas de valores como Amélie sin miedo. Las disfrutaremos mucho y aprenderemos también de ellas. 

No solo recomiendo a las familias este libro lleno de esperanza, sino que agradezco a las autoras compartir parte de su proceso a través de este luminoso cuento. Ellas también son valientes. 



miércoles, 5 de enero de 2022

Cuentos de Navidad, Año Nuevo y Reyes de Emilia Pardo Bazán

 


Muchas páginas se han llenado ya en el año del centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán. Pero sabiendo que el centenario se alargará hasta mayo de 2022, aprovecho para recomendar sus cuentos de temática navideña. Pues aunque se le conozca más por el naturalismo, y en referencia a sus cuentos se suele hablar más de los góticos,  como ella misma decía: «Todo el que lea mis ensayos críticos comprenderá que ni soy idealista, ni realista, ni naturalista, sino ecéctica: Mi cerebro es redondo, y debo a Dios la suerte de poder recrearme con todo lo bueno y bello de todas (las) épocas y estilos»

En este volumen que me prestó mi amiga Cristina de un volumen antiguo de El correo gallego pude leer trece Cuentos de Navidad, Año Nuevo y Reyes.

No voy a hablar de todos ellos pero si de los que más me han gustado y creo que reflejan bien la esencia de Emilia:

Quiere la mala suerte que nuestro protagonista en Cena de Navidad se cruce con unos bandoleros, que además de robarle amenazan con acabar con su vida si no cumple lo que le piden, pero este les pide que se añaden de el yno lo maten por Nochebuena. ¿Sobrevivirá nuestro protagonista?

En La Navidad del peludo veremos los indicios de la crueldad humana a través de un noble animal. Este relato me lleva a preguntarme hasta donde es capaz de llegar una persona que trata así a un animal.

Qué decir de Jesusa, una niña enferma muy querida y nacida en una familia pudiente, que pide a su madre que haga algo muy concreto para sanarla. Jesusa encoge el corazón, sobre todo cuando piensas que no es una historia tan lejana de una posible realidad. El dinero no puede comprarlo todo, es cierto, pero temas más profundos y dolorosos subyacen en este relato.

En De Navidad  un tirano italiano  tiene mucha suerte de tener la hija que tiene, pues el mismísimo niño Jesús se le aparece (por cierto un niño Jesús muy resuelto y muy gallego), y la hija tiene una petición para tratar de salvar el alma de su padre.

La estérill es la historia de una marquesa deprimida por no poder tener hijos quiere adoptar al hijo de una pobre muerta. Volvemos al tema de que el dinero y una posición acomodada no da necesariamente la felicidad.

En El Engendro, el Año se venga del anfitrión de una cena por hablar mal de el, ¿como lo hace?: tendréis que leerlo para averiguarlo.

En vida nueva Ángela recupera la esperanza de su matrimonio acabado coincidiendo con la llegada del año nuevo. ¿Esa esperanza o se esfumará cuando acaben las fechas y la cotidianeidad vuelva a sus vidas?

En el rompecabezas, Eloy, en lugar de actuar como un niño de su edad, sacrifica su infancia por ver feliz a su madre. Sin duda un papel al que no debería jugar un niño.


Hay quienes vemos ¡Qué bello es vivir! Todas las navidades y en cambio, a otros no les importaría dormir antes de empezar la Navidad y despertar cuando se acabe. Son fechas complicadas y llenas de contradicciones, como la propia Emilia. 

Pero si algo nos puede unir a los lectores de Emilia, nos gusten las navidades o no, es su obra. 

En esta selección de relatos están los temas que llenan toda su obra: La diferencia entre clases sociales, la diferencia entre los roles del hombre y la mujer y las reflexiones sobre el más allá, conforman un retrato detallado de la sociedad. No podía faltar la famosa retranca gallega, también en Navidad.

Para ir calentado motores ante las sorpresas y actos que nos traerá el año 2022, leer estos relatos ha sido una buena manera de acabar y empezar el año. Su obra sigue siendo tan vigente que cualquiera diría que los relatos no los escribió ayer mismo.

Feliz día de Reyes 👑